¿Cuándo un cristiano es virtuoso?