Los frutos del Espíritu Santo (Gal. 5, 22-23)

Pidamos al Señor que nos ayude a capitalizar la paciencia que nos tiene y de este modo nos regale este fruto exquisito.